Gustavo Bueno Gustavo Bueno, El sentido de la vida · α 1 2 3 4 5 6 ω     Imprima esta página Avise a un amigo de esta página Pentalfa Ediciones

Gustavo Bueno, El sentido de la vida, Pentalfa, Oviedo 1996

Gustavo Bueno

El sentido de la vida

Pentalfa Ediciones, Oviedo 1996, págs. 15-88.

Lectura primera
Ética y moral y derecho

I. El conocimiento mundano de la moralidad y su alcance.
1. Todo hombre que no sea débil mental hace constantemente juicios éticos o morales.

«Todo el mundo» (es decir: todo aquel miembro de nuestra sociedad que ha rebasado la primera infancia y que no es un débil mental o un retrasado mental) sabe muchas cosas sobre moral, de la misma manera a como todo el mundo sabe muchas cosas de medicina, de gramática o de arquitectura. En efecto, todo el mundo utiliza ideas, tiene opiniones o forma juicios médicos («fulano de tal está enfermo por haber bebido agua de un charco»), o arquitectónicos («esa torre es muy sólida, aunque es fea»), o gramaticales («me resulta muy difícil pronunciar bien la ll»). Estos conocimientos van ligados a la propia o ajena conducta o praxis moral, arquitectónica, médica o lingŁística, aunque de diverso modo. No es exactamente lo mismo el caso de la medicina que el de la arquitectura, el caso de la moral que el de la gramática.
En todos estos casos, es cierto, los conocimientos mundanos son, de algún modo, conocimientos sobre lo que otros hombres o nosotros mismos hacemos. Pero mientras que la medicina o la arquitectura, sobre todo en las sociedades avanzadas, son actividades muy técnicas y que además dicen referencia esencial a leyes naturales (biológicas, físicas), en cambio la moral o la gramática son actividades cuyas referencias son todas ellas humanas, o por lo menos, dicen referencia a leyes de índole cultural, lingŁística o moral. Esto no significa que la moral o el lenguaje puedan darse al margen de las leyes naturales, sino sólo que las estructuras morales o lingŁísticas, si existen, se mantienen todas ellas en el terreno antropológico, un terreno que comporta ya un saber o experiencia. Los conocimientos morales se refieren a la moralidad, pero la moralidad implica ya conocimientos característicos de las personas que la realizan, no se realiza en las moléculas o en las células; los conocimientos gramaticales se refieren al lenguaje, pero los lenguajes nacionales son los hablados por los hombres que forman los diferentes pueblos.

Índice de esta parte
 
Lectura primera. Ética y moral y derecho
I. El conocimiento mundano de la moralidad y su alcance, 15
II. El conocimiento científico de la moralidad y su alcance, 22
III. Tratamiento filosófico de la moralidad: tipología de las cuestiones que la moralidad plantea al análisis filosófico, 33
IV. La cuestión de la fundamentación de la moral: formalismo moral y materialismo moral, 38
V. El materialismo filosófico como perspectiva «transcendental», 49
VI. La distinción ética/moral desde la perspectiva del materialismo transcendental, 56

Facsímil del original impreso de esta parte en formato pdf

Gustavo Bueno, El sentido de la vida · α 1 2 3 4 5 6 ω

 

Fundación Gustavo BuenoFundación Gustavo Bueno

Fundación Gustavo Bueno