Gustavo Bueno Gustavo Bueno, sobre marxismo en la revista Sistema · nº 2 · nº 4 · nº 7     Imprima esta página Avise a un amigo de esta página  

Gustavo Bueno, Los Grundrisse de Marx y la Filosofía del Espíritu objetivo de Hegel, Sistema, enero 1974

Gustavo Bueno

Los «Grundrisse» de Marx y
la «Filosofía del Espíritu objetivo» de Hegel

Sistema, revista de ciencias sociales,
Madrid, enero de 1974, número 4, páginas 35-46.

«Este trabajo complementa el publicado con anterioridad por el autor en el número 2 (mayo de 1973) de esta misma revista.»
[Sobre el significado de los «Grundrisse» en la interpretación del marxismo.]

Facsímil en pdf: marzo 2010

«Quienes no poseen la Idea ontológica del Espíritu objetivo –y no la poseen seguramente no por merma de entendimiento, sino porque habitan en la ontología clásica, en la que «cierra» el entendimiento de la economía marginalista– percibirán el marco ontológico de la economía marxista como un marco místico, religioso, ético, humanístico (R. Tucker), como «el mito religioso moderno del hombre comunitario» (J. R. Lasuen).
Estas opiniones son, me parece, el confuso resultado de transferir a la Idea del Espíritu objeto (de Hegel) importantes contenidos del Espíritu subjetivo o del Espíritu absoluto (en especial, la religiosidad). Sin embargo, creo que es preciso sostener que el campo del materialismo histórico, en general, y el de los Grundrisse, en particular, es, en lo esencial, prácticamente el mismo que el campo que corresponde a la Idea del Espíritu objetivo, tal como ha sido esbozada por Hegel.
Se trata, aquí, de indicar el programa de lo que podría ser un cotejo minucioso, a nivel casi filológico, entre los Grundrisse, de Marx, y la filosofía del Espíritu objetivo de Hegel, tal como se contiene, principalmente, en la Filosofía del derecho (1821) y en las sucesivas ediciones de la Enciclopedia (la tercera, especialmente, de 1830).»

 

Facsímil del original impreso de este artículo en formato pdf

 

Fundación Gustavo BuenoFundación Gustavo Bueno

Fundación Gustavo Bueno